servicio tecnico
Sindicato Trabajadores

La Cámara de Diputados rindió honores este jueves a la recientemente fallecida ex titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

 La sesión se vio empañada por el discurso panfletario de José Luis Espert, que motivó una cuestión de privilegio por parte del titular de la bancada del Frente de Todos, Germán Martínez.

"Quiero reivindicar a la porción de argentinos que fueron víctimas de Sueños Compartidos, en la que Hebe se encontraba procesada, a las cientos de familias que esperaban viviendas prometidas y vieron sus sueños frustrados", expresó el diputado de Avanza Libertad, para quien el escándalo de Sueños Compartidos es una muestra de "la destrucción que generó el modelo kirchnerista en la provincia de Buenos Aires".

"Murió Néstor, murió Hebe de Bonafini. Se está cerrando uno de los tantos períodos oscuros de la Argentina, marcado por el robo, la mentira y la pobreza. Mi homenaje hoy es a las victimas de Sueños Compartidos y a todas las víctimas de estos delincuentes", añadió, al tiempo que cerró con que "se viene el 'Nunca Más' de la prepotencia y la corrupción". "Kirchnerismo nunca más", remató con su impronta negocianista, mientras desde la bancada oficialista se multiplicaban los abucheos.

Al cruce de Espert salió el jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, quien planteó una cuestión de privilegio contra el liberal por haber utilizado irregularmente el tiempo de un homenaje para "hablar en contra de la homenajeada". Según aseguró, esto no sólo "va en contra del reglamento" de la Cámara baja sino que "traiciona los acuerdos de Labor Parlamentaria" y "va en contra de toda tradición" en el Congreso, dado que "jamás se utilizó el tiempo de un homenaje para decir las barbaridades que dijo el diputado preopinante".

Pin It

Más Leído